viernes, 26 de junio de 2009

Dry Martini ; glamouroso y seductor

Imagen: Hal Groath II




Dry Martini ; glamouroso y seductor




Clic en imágenes para ver en grande

Quién, al escuchar el nombre de la tan famosa marca, no recuerda al galán seductor que, haciéndose "el que no quiere la cosa..." , las deja en el sitio y tambaleando , al pasarse el pulgar por los labios, ¿eh? ¿eh?



... ¿ O sonríe al ver en el anuncio a un guasón George Clooney exclamando "Magnífico" , mientras emula a una especie de Clark Gable de última generación?








Pocos anuncios, desde luego, han marcado estilo tanto como los de la marca de aperitivos Martini suele lanzar en sus campañas anuales .
Pero hay más. Sí , ¡ya lo creo!

"Un martini, por favor. Mezclado, no agitado

¿Recuerdas la frase?


¡Claro, cómo no! , es la "muletilla-presentación" de un inigualable y llenito de charme : James Bond.

¡Toma ya! cómo en cuatro trazos ha dejado claro sobre la mesa el quid de ese toque chic que le caracteriza .

Y es que ÉL , esté en la peli que esté , no pierde nunca la ocasión de solicitar que le sirvan uno; ¿te habías dado cuenta?

Sí , ya lo ves, el Martini ha pasado simple y llanamente a convertirse en sinónimo de glamour .
.

Tomado tal cual o en sus múltiples versiones que abarcan desde el Dry Martini hasta el Martini picante , pocas bebidas aportan un toque de distinción y a la vez desenfado -tanto para ellos como para ellas- , como esta .

Pero indaguemos un poco acerca del origen de esta bebida porque , has de saber que no siempre fue tan "distinguida"; también ella tuvo su momento , como si dijéramos : más de "andar por casa" . Verás.

Según los datos que se conocen, parece ser que su origen se remonta a 1853 y la ciudad de San Francisco donde, un forastero (en plena fiebre minera del oro), llegó al Salón de un tal Jerry Thomas ofreciendo un alto precio por un buen y nuevo cocktail (obvio que la criba de oro ese día se había dado bien...)

La cuestión es que Thomas el "barman cantinero" se sintió inspirado: tomó una botella de gin, una de vermouth, combinó con bitter, agregó Marraschino y hielo , y el minero en cuestión para rebajar tanto dulzor : agregó una aceituna .

No estaba nada mal la mezcla. Eso debió de pensar el "barman" pues ipso facto quiso bautizarlo con el nombre del cliente.
.
¿Nombre? mmm ..."Martínez", dijo este, sí , pues era el nombre del lugar -un pueblecito minero californiano- desde donde , al parecer, venía con aquella gran suma .

Imagen: Michael Godard

La mezcla , en un principio , resultaba un tanto empalagosa , pero poco a poco las proporciones y mezclas de aquella primigenia bebida fueron modificándose . Y , aunque los italianos fabricantes de vermouth Martini y Rossi intentaron apropiarse de la creación, disputándole la etimología del nombre a Thomas , no pudieron contradecirle pues , en 1862 , él había publicado un libro "How to mix drinks", donde la receta 105 aparecía bajo el nombre de Martínez.

Bien es verdad que lo que caracteriza al Martini que conocemos hoy día es más bien su sequedad y no el empalago que tuvo en su origen , pero es que, en sus varias transformaciones ha ido perdiendo algunos elementos. Por ejemplo: la primera mejora consistió en sustituir la ginebra dulce (al principio se empleaba Old Tom) por el London Dry y
en mayor proporción; la segunda fue reemplazar el vermouth dulce italiano por uno más seco, y de paso sacar de la fórmula el marraschino y el jarabe de goma que tuvieron al principio.

Pero ... ¿se sabe a quién se debieron dichos cambios?


Pues al parecer sí .

Martini di Arma di Taggia es su nombre, el barman del Knickerbbocker Hotel (en la 42 con Broadway), de New York que , en 1911 , dio con la fórmula exacta : mitad de ginebra, mitad de vermut , unas gotas de naranja, puesto todo a enfriar con hielo y vertido después en una copa helada . Ahora sí que por fin el cóctel estaba : fetén ; sólo tocaba lanzarlo al mundo.

Y lo lanzaron , sí, con éxito. Tanto es así que famosos de todo tipo han reconocido ser verdaderos "fanes" de él:

Winston Churchill, (1874-1965), el gran estadista inglés, no sólo era un auténtico forofo sino que , al parecer , también era un experto preparándolo, eso sí, preparado con un toque de humor ... británico, of course de los ofcourses! . Su secreto consistía en enfriar bien la ginebra junto con las copas, escoger bien bien la aceituna y tener a mano una botella de vermut seco. Tras servir la ginebra y sumergir en ella la aceituna miraba fijamente la botella de vermut que tenía junto a la copa , se concentraba fijamente un poco , y ...¡ chaán
Ya está!, estaba preparado el Dry Martini.
.
.

También Franklin D. Roosevelt (1882-1945) , uno de los presidentes más queridos de Estados Unidos, tiene una anécdota peculiar .
.
Y es que , cuando consiguió derogar la locura nefasta de la ley seca , salió a brindar publicamente bebiéndose un Martini.


Y quien no recuerda a Humprey Bogart "Rick" aferrado a su Martini , acodado sobre el piano mientras recuerda París , en Casablanca .

Pero ,¿sabías que se dice que una de las últimas frases del alcoholizado Boguei antes de morir fue:

Nunca debí cambiar del Scotch a los Martinis...” ?

Está claro que engancha , eh?

También Hemingway era otro de los "enganchados" . Te cuento.

Resulta que -cuando la liberación de París en la segunda Guerra Mundial- Hemingway era corresponsal de prensa; total que ... ante la liberación, se puso tan contento que no se le ocurrió otra que irrumpir en el bar del Hotel Ritz , en ese instante "desocupado a la fuerza" por las fuerzas alemanas , y tomándolo por asalto ordenó :"¡Cincuenta Martinis! para mí y mi tropa"

Y tan fan del Martini llegó a ser que hasta tenía para él una fórmula particular. Su peculiarísimo Martini, al que cariñosamente apodaba "Montgomery", consistía en una proporción de quince medidas de gin por una de vermut, en alusión al controvertido militar aliado británico (II Guerra Mundial) de quien se decía no entraba en combate si su ventaja no era de quince a uno con respecto al enemigo.

Pero no acaba aquí la cosa, no. Luis Buñuel , el famoso director de cine
español, tiene con respecto al Martini también su anécdota , sí... Surrealista en su caso. Lógico.

Se cuenta que tenía siempre en su frigorífico una botella de ginebra inglesa con la que llenaba una fina copa triangular helada. Tras colocarla al trasluz junto a una botella de vermut Noilly Prat , dejaba atravesar botella y copa por un rayo de luz. De esta forma tan simple y poética su Martini adquiría la cantidad exacta y necesaria del espíritu del licor de hierbas francés .
Y ya que hablamos de Buñuel, quiero recordar una secuencia de " El discreto encanto de la burguesía" (generosamente aportada por Fandestepháne)

-Que tomarás?
-Lo que tu quieras.
-Y tú?
-Lo mismo para mi.
-Martini seco para todos! No hay nada más relajante que un Martini seco. Se pone la ginebra con los cubitos bien duros y frios, a unos 20/30 grados bajo cero, y cuando ya está bien fría se mezcla con el Martini.
-Ya sabes, Rafael, que el Martini se bebe como el champagne...
a sorbitos?


Pero llegando ya al final de esta entrada, retornamos de nuevo a la frase del principio .

¿Por qué corcho James Bond insiste en que prefiere su Martini mezclado y no agitado?

Yo te lo cuento.
.
Resulta que cuando un Martini se mezcla con hielo, la bebida queda transparente pues los elementos se mezclan delicadamente.

En cambio , al agitarse se enturbia ya que el hielo se rompe en fragmentos pequeñitos y el frío se reparte sí, pero de modo descontrolado.





Bueno, pues ahora ya lo sabes;
la próxima vez que veas una aceituna ...

recuerda que no hay que enturbiarla con el hielo ...


Ah no, que el tema no era con respecto a la aceituna...


¿ O ... sí ?

.

12 comentarios:

Pili dijo...

El martini me chifla..es peligroso, no lo dudo, pero engancha, lo que no sabía era lo de la aceituna, ni cada una las anécdotas con que nos deleitas.
Me engancha leerte y aprender.
Muchas gracias y...te aseguro que en el siguiente martini brindaré por vos.
besicos

Elvira dijo...

¡Fantásticas todas las anécdotas! Pero ¿de dónde sacas toda esa información? No dejas de asombrarme.

Pero no me gusta el martini... ¿no tengo nada que hacer con James Bond, pues? :(

Besos, guapa!

el Kontra dijo...

Definitivamente que el martini engancha, así como este bló ;) de paso, este spot de Clooney es de mis preferidos. ¡¡Besotes Femme!!

http://www.youtube.com/watch?v=utElXdS4Piw&feature=PlayList&p=26BF49CF3EEB9DD0&playnext=1&playnext_from=PL&index=56

mojadopapel dijo...

Espectacular!...tu entrada es sencillamente espectacular, descubrí el Martini hace poco y me encantó decidí comprar dos de esas copas originales y de vez en cuando homenajearme con un buen Martini( las dos copas por si la compañía), lo que no sabía es que podía ser picante, la próxima vez le echaré unas gotitas de Tabásco... creo que esta mezcla me puede enganchar.Peligro jejeje.

Marina dijo...

¡¡¡¡Mi ardillaaaaaaaaaa!!!! a mi hombre le encanta el martini, pero a mi se me sube a la cabeza y me quedo a merced del vieno y eso es mu malo.....
Esta noche te contesto largo y tendido mi cielo, mi bonita, mi pk, mi niña, mi guapaaaaaaaaaa.
Hale ¿Se ha dao cuenta tol mundo de que la quiero???? pues eso que te quiero. Muaka

fandestéphane dijo...

Ya que has nombrado a Buñuel, quiero recordar que en su película El Discreto Encanto De La Burguesía, hay una secuencia donde los amigos de Alice Senechal(Stéphane Audran) -todo me recuerda a ella- llegan a su casa para comer pero antes quieren tomar una copa.
-Que tomarás?
-Lo que tu quieras.
-Y tú?
-Lo mismo para mi.
-Martini seco para todos! No hay nada más relajante que un Martini seco. Se pone la ginebra con los cubitos bien duros y frios, a unos 20/30 grados bajo cero, y cuando ya está bien fría se mezcla con el Martini.
-Ya sabes Rafael(Fernando Rey) que el Martini se bebe como el champagne... a sorbitos?

Y hasta aquí puedo llegar.
Besos

Montse dijo...

¡Ahí me has dao, Femme!
Me encanta el Dry Martini, de hecho yo iba a una coctelería con ese nombre en Barcelona en la calle Aribau, antes, que ahora se me subeeeeee (qué pena hacerse mayor).
Cada vez que hay carreras de Fórmula 1, y cuando no también, en casa nos hacemos "el vermout" o el aperitivo, pero con Vermouht Martini Rossi!
Y bueno, ya ni te cuento los chicos... George Clooney, James Bond ¿sabes que soy una forofa de las pelis del agente 007?, Churcill, Bogart, Hemmigway. ¡Por Dios, todos mis favoritos!, sólo te falta Joan Manel Serrat y ya tienes la colección completa.
Y para colmo, me has "chafao" la entrada que tenía pensada....¡Te quiero!.
Gracias por contarnos esas increíbles anécdotas ¡Un brindis!

Femme d chocolat dijo...

Ya lo creo que engancha, Pili . Bueno, pues me alegra haber aportado algunos datos nuevos, jejeje si no vaya porra de entrada que sería, no? Si va uno a estar leyendo lo que ya requetesabe : menudo plastón, jejejeje

Un besote. Brindemos pues

*****************

Ay Elvira, soy una "cotilla" empedernida. Mis ansias de saber son inagotables, creo, hasta en los momentos "de bajón" . Soy una chismosa de bibliotecas varias ,jajajjaja.

No te gusta el Martini? mmm bueno, yo creo que James Bond es un caballero y .. bueno, ... jejeje... con tal de que TU se lo prepares bien.... JAJAJJAJAJAJAJJAA ^______^

BESOS

*************

Exacto!
No martini, no party; ahí le has dao! ^_^
Ya lo creo que engancha, Kontra, como para acabar emborrachadilla perdida ... ....^_^

Y bue... me alegro de que el blog te enganche también. Tú ... que me miras bien y con cariño
GRAX , TAMBIÉN POR EL VÍDEO

besotes
******************************

Tú, que me miras bien, Mojadopapel... GRACIAS
Síiiiiiiiiiiiii, lo de las copas es una pasada, son preciosas!
La verdad que el martini se prepara de mil maneras, y todas buenas! Con jengibre, con maracuyá, con manzana , seco, picante ...

Te dejo aquí un enlace con más variantes:

http://tuvida.aol.com/cocina/bebidas/canvas/_a/martinis-para-todos-los-gustos/20051214190709990001

UN BESO

*************

A MÍ TAMBIÉN SE ME SUBE, Marina ^_^ Y mira que soy difícil de que se me suban los alcoholes ... pero el martini sí, me deja fuera de juego total (aunque con una sonrisa ) ^_^

Tranqui bonita, sólo quería que supieras eso de la vitamina U, por si necesitas echar mano...

Yo también te quiero, Marina. Gracias por el cariño y los mimos... Me hacen falta ...

Muaka

Femme d chocolat dijo...

Ah, me encanta esto, fandestepháne, de verdad te lo digo! .. Eso de que me respondan con alusiones a .... de verdad que me chifla!. ¡Qué interesante!

Muchísimas gracias por la aportación, si no te importa paso a incluirla en la entrada ¿te parece?

Mil gracias

Besos ^______^

************
Ah, jajaja , Montse, así que también tú te haces "homenajes" eh???????????

ME PARECE FENÓMENO, CLARO QUE SÍ, HAY QUE HACERSE PEQUEÑAS FIESTAS PARA CELEBRAR .... .... LO QUE SEA!

Seguro que a Serrat también le gusta ^_^

Qué dices, ¿ que te he chafao?! , jajajaj joo, se siente, esto te pasa por estar TAN sintonizada conmigooooooooo, jajajajjajajajajaja.
Perdón perdón. ^_^ A mí cuando me pasa eso ( a veces me pasa con vosotros eso de coincidir en una idea que flota por ahí... dejo pasar unos días y lo pongo)

Yo no sabía ... mmm ¿ me perdonas? ¿ y si te invito a martini?

jajaja, besoteeeeeeeeeee

Montse dijo...

¡Hecho!
Femme, guapa, a partir de ahora me debes un martini, que lo sepas.
Y te perdono, porque eres tú y porque ya veo que tenemos la antena "conectá" en la misma dirección,jeje.
Un besote, preciosa.

jorge dijo...

Uno de mis cocteles preferidos (tambien el cosmopolitan y uno del que nunca me acuerdo del nombre).

Me gusta que me hayas aclarado ¡¡por fin!! la diferencia entre mezclado y no agitado.

Y es verdad que en cada sitio tienen una formula diferente. En Mueva York ytres dias, tres locales diferentes, tres martinis distintos.

El anuncio de Clooney, genial.

femme d chocolat dijo...

Gracias, Montse ^___^

****************

Sí, Jorge, imagino que el martini se prepara de mil formas distintas, ya te digo que encontré mil modos descritos... imagina los que faltan y son propios de cada lugar!

Son muy simpáticos los anuncios de la marca, sí Y en concreto los de Clooney