sábado, 13 de diciembre de 2008

El código en clave del ritual chino del té




El código en clave del ritual chino del té





Clic en imágenes para ver en grande

En China, el té es un elemento tan común que incluso la palabra "restaurante" en este idioma significa "Casa de té " .


En cualquier caso, en China no se bebe el té sólo para saciar la sed . Es un acto social de primer orden que está presente en muchos rituales; tan es así que cuando se recibe a un huésped en casa, por ejemplo, es imprescindible servir una taza en gesto de bienvenida.

Los ritos del té llegaron a ser un medio esencial de comunicación en China. Uno de ellos -originariamente practicado en el campo aunque se extendiera después a la ciudad-, era el de la petición de mano. Cuando un joven estaba interesado en una joven, mandaba un mensajero a la casa de los padres de ella con hojas de té como regalo. La familia entonces preparaba el té y , si lo bebía, significaba que daban su consentimiento para la boda. Si, por el contrario, lo dejaban intacto, significaba el rechazo del pretendiente.
De forma similar, para pedir perdón a una persona de más edad, se le ofrecía té, y la manera de expresar la respuesta era idéntica a la de la petición de mano. Y aún hoy en día, cuando un joven pide a un profesor de artes marciales que lo acepte como alumno , se sigue el mismo ritual.

Durante la Revolución China, los diferentes grupos revolucionarios se distinguían entre sí por la manera de beber el té, interpretando con las manos un complejo código de señales mientras preparaban las tazas y las teteras, así como cuando vertían y bebían la infusión.

Y no deja de ser curioso tampoco que aún hoy , tanto dentro como fuera del país, en muchos hogares chinos se disponga de un pequeño altar donde , cada día, la familia deja allí un regalito consistente en té, frutas e incienso, en honor de sus antepasados, de los dioses y los espíritus .

.

2 comentarios:

Marina dijo...

El té siempre ha estado presente en mi vida, pero, algo curiso, cuando di a luz a mi segunda hija me quedó como regalo una alergia al té insólita y que me ha dejado sin nada que beber, salvo el chocolate.
En la pequeña ciudad en la que vivo sólo teníamos manzanas de caramelo durante las ferias, como a mis hijas les encantaban, cuando eran pequeñas, yo se las hacía, en plan casero, hecho que se les ha quedado gravado para siempre.
Un blog precios y muy interesante, te agrego a favoritos.
Un abrazo

femme d chocolat dijo...

Hey, hola! ^_^

Gracias por pasar por mi blog, yo también te agrego. Me alegra que te haya gustado. He empezado hace poquito, y la verdad que lo voy haciendo con cariño, por eso se agradece tanto tu comentario. Gracias

Pues lo que me dices del té... la verdad no lo había oído nunca. ¿Y te pasa con todas las variedades de té?¿ y te sigue pasando?, porque igual fue sólo una temporada y ya ha pasado...Bueno, el chocolate no es mala opción tampoco, pero la verdad es que hay tés deliciosos para tomar, es una látima que no puedas.

Yo manzanas nunca ví en las ferias, sólo las que traía por mi cole el vendedor de manzanas... pero a ése tampoco lo ví mucho tiempo. Me queda la idea de que son algo así como de hace "siglos"... ^_^


Un saludo.