viernes, 12 de diciembre de 2008

La violeta; los caramelos de Madrid





Imagen :Angel Rollón




La violeta; los caramelos de Madrid

Plaza de Canalejas ,6 . Madrid




Clic en las imágenes para ver en grande

Posiblemente una de las confiterías más antiguas de todo Madrid , especialista en caramelos de violeta, ninguna otra logra en sus caramelos la intensidad y fragancia a esencia de violetas que tienen los de esta tienda que ha llegado a hacer de estos exclusivos caramelos "el caramelo típico madrileño". Imprescindible si quieres saber lo que es el caramelo madrileño.

Esta coqueta tienda inaugurada por Don Mariano Gil Fernández , está ubicada en los bajos de un elegante edificio en la Plaza de Canalejas número 6 de Madrid , en pleno centro histórico de la ciudad y muy cerquita de la Puerta del Sol .


Toda ella de madera , esta diminuta tienda que empezó como bombonería , conserva el aspecto y encanto de lo antiguo.
Abierta al público desde 1915, jamás ha cerrado sus puertas, ni siquiera durante la Guerra Civil . En sus vitrinas podían verse botes de caramelos, bombones y frutas en almíbar .
Durante sus primeros años de vida, el rumor que hablaba de su originalidad y del delicioso sabor sus caramelos se extendió por la ciudad, haciéndola muy rápidamente famosa.

...Aún se tiene buen recuerdo en La Violeta, entre otros, de la visita del rey de Alfonso XIII...


Sus caramelos artesanales de sabor a violeta que tienen , además de su color, su forma, la volvieron especialista en este peculiar caramelo .Pero también son famosos los recipientes donde se entregan, con la marca distintiva del ramillo de violeta ; debilidad de muchos madrileños y perfectos objetos de colección para cualquiera . En porcelana, cristal, o cajas de cartón, todos los envases son especiales.


Pero , además de caramelos, también podemos encontrar aquí pétalos cristalizados de violeta, en venta a granel, ideales para acompañar y decorar un helado de vainilla, un flan, un postre de chocolate, o directamente un té de frutas del bosque .
.

3 comentarios:

mojadopapel dijo...

Cada vez que iba a Madrid mi suegra me pedía por favor unos caramelos de La Violeta, hoy no esta como muchos otros y sigo comprándolos en recuerdo a ella y porque también me envicie con ellos.

Femme d chocolat dijo...

Es bonito eso de mantener ciertas "tradiciones" o costumbres que nos han llegado a través de otros. Y que sigan permaneciendo en la cadena aún a pesar de ya no estar entre nosotros. Es una forma de homenaje... de que su paso por nuestra vida tuvo importancia y dejó su impronta. Es muy bonito , sí.


Gracias por venir. Ahora voy a tu casita ^_^

vega san mateo dijo...

pues yo compro los caramelos de violeta en "la pajarita" en la calle Villanueva, 6 de Madrid. Deliciosos.