domingo, 28 de diciembre de 2008

Maxim´s . Toda una leyenda en París





Maxim´s . Toda una leyenda en París




Clic en imágenes para ver en grande

Probablemente no haya en el mundo un restaurante tan conocido por su nombre como es Maxim's . De fama universal, tiene desde sus principios una aureola que lo hace merecedor de ser el símbolo, no sólo de París, si no de parte de la historia del pasado siglo dentro del mundo de la restauración .


Todo comenzó a finales del siglo XIX . El local donde actualmente se asienta , en la rue Royale (una calle nada"in" en aquellos momentos) era una heladería regentada por un napolitano llamado Imoda que se especializó en algo que él llamaba :"helado de jugo de carne" . Pésimo comerciante en una Francia todavía resentida por las heridas de las guerras contra los germanos, a Imoda no se le ocurrió otra que -el 14 de julio de 1890, día de fiesta nacional en Francia- engalanar su heladería con banderas de toda Europa, incluída la de Alemania (hemos de recordar que también en ese día se celebraba el veinte aniversario de la derrota estrepitosa de las tropas galas ante su enemigo alemán y dada la fecha tan inoportuna y el sentir patriótico de los franceses , el pueblo llano se sintió indignado y le destrozaron la tienda, de arriba a abajo. Evidentemente y como consecuencia, la heladería quebró y sólo quedó la opción a su dueño de vender lo único que había quedado en pie : las paredes del local .

Por aquel entonces , un barman del Reynolds, un bar americano, Máxime Gaillard, junto a unos socios estaban buscando un lugar donde poner en principio un restaurante de comida barata esencialmente dirigida a obreros y cocheros . El local , por su ubicación, parecía prometer, con lo que tras redecorarlo con sillas y mesas compradas en una subasta, lo abrieron como restaurante . La cuestión es que al cabo de un año Gaillard murió y con el seguro de vida que le dieron a sus socios, 100.000 francos, sus compañeros continuaron con el negocio al que pusieron el nombre de su fundador, eso sí añadiendo el genitivo sajón a su apellido, quedando a partir de entonces convertido en : Maxim's -y dándole además un pequeño toque de distinción.


Con una elegancia superlativa, en cada uno de los tres pisos que volvía a Maxim’s casi un museo de pequeñas obras de arte : espejos, arañas, faroles, mesas, sillas, barras, vitrauxs y sillones-, el 23 de abril de 1893 , abría sus puertas a la posteridad . La serenidad de sus glamurosos ambientes y una gastronomía capaz de sorprender a los paladares más exigentes, hacían mantenerse a Maxim´s entre lo sobrio , lo fino y lo sofisticado, en una medida justa y exacta .



Catapulta y ascenso a la fama


Y ... como todo en esta vida es : el estar en el lugar justo en el momento preciso ... no se sabe muy bien cual es el origen exacto de la catapulta de Maxim´s al encumbramiento más total pero una historia habla de la intervención de una demi-mondaine. Mademoiselle Irma de Montigny que, al acudir a su lugar de tertulia , el Webers, una noche su maître por lo visto había olvidado reservarle una mesa y ella, furiosa, se lanzó calle abajo hasta Maxim's arrastrando consigo a todos sus amigos



Imagen : Jean Béraud


Otra versión cuenta que la popularidad se debe al comerciante de azúcar Max Lebauch, que recibía allí a sus opulentos amigos. Su gusto a la hora de seleccionar compañeras para sus invitados se atribuyó a la dirección de Maxim´s, y ése fue motivo más que suficiente para asegurarle a partir de aquel momento un flujo constante de nuevos y valiosos clientes . Puede que ésto último sea verdad ( incluso en la conocidísima obra de Colette "Gigí ", queda bastante evidente que Maxim´s era el lugar digamos "idóneo" para dejarse ver con cierta clase de "señoritas") . Y es cierto que Mademoiselle de Montigny y Monsieur Lebaudy contribuyeron al prestigio de Maxim´s , pero la razón de su éxito final probablemente fue mucho más sencilla... Gracias a la Exposición Universal de 1900 ; un momento único en la historia de Francia , un periodo breve pero intensísimo conocido como la Belle Epoque y que marcó su historia social .
Era la época de Pierre Loti, de Sarah Bernhardt . Del joven Proust y la joven Colette, de Renoir. Matisse, Monet y Toulouse-Lautrec. Por aquel entonces , con un Paris repleto a más no poder de gente en todas direcciones, con sus calles transitadas a todas las horas del día , Maxim´s se habia convertido en el centro de reunión tanto de extranjeros como de millonarios, aristócratas, y toda la fauna imaginable de un París de burbujas y plumas . La gente venía de muy lejos sólo para ver a las espléndidas cocottes de Maxim's envueltas en sus plumas, joyas y sedas voluptuosas, tomando sorbos de champagne al son de la orquesta zíngara de Boldi entre sofocantes perfumes de lilas, patchuli y almizcle.
Allí estaban la Bella Otero ( izda) , que solía aparecer tan cargada de joyas y pedrería, regalo de sus admiradores, que las malas lenguas decían que tenia que caminar apoyándose en las mesas; o Liane de Pougy -que llegó a ser princesa rumana- escoltada por dos siervos árabes, y también a Gaby Deslys, la amante del Rey Manuel de Portugal . En una ocasión fue una carroza dorada tirada por mulas blancas de la llevó a Sarah Bernhardt hasta sus salones. Otras veces sin embargo era a la actriz Lily Langtry a quien se podía vislumbrar cuando se precipitaba, velada, desde su coche cerrado a la habitación privada de la primera planta, para su rendez-vous con el futuro rey de Inglaterra.




Liane de Pougy ( izda) - Lily Langtry ( drcha)


Así pues, como veis no era demasiado difícil encontrar en Maxim´s una clientela masculina que incluía desde al Zar Nicolas II, a reyes (Victor Emannuel II, Oscar de Suecia, Alfonso XIII, Leopoldo II), grandes duques (Vladimir, Boris, Michael, Dimitri), varios príncipes, la nobleza mas adinerada de Europa o toda una tropa de millonarios.


En Maxim´s la excentricidad era tolerada sin parpadear. Los Gran Duques, podían hacer el gallito hasta satisfacer sus corazones ; y cuando un americano, un tal Mister McFallden, pidió se sirviese a sus invitados una chica desnuda cubierta de salsa rosa, sobre una fuente de plata, ni una ceja se levantó para protestar. El plato fue debidamente servido y Mr. McFadden pagó la cuenta encantado.


Y aunque Maxim's había logrado incluso entrar de forma estelar en la literatura con la famosa obra teatral "La dame de Chez Maxim's" de Georges Feydeau, o con la romanza del conde Danilo en la opereta "La viuda alegre" , en 1907 , Eugene Coenuche y Chauveau vendieron el negocio a un grupo de empresarios londinenses , pasando a convertirse en : Maxim's Ltd, pero nada más cambió. Maxim's continuaba adelante pisando fuerte pero por poco tiempo .

Imagen : Jean Béraud

Con la llegada de la Gran Guerra, en 1914 empezó a languidecer y ni siquiera el paso por sus salones de la sin igual Mata-Hari logró hacerle remontar a sus otrora momentos de máximo esplendor. En 1981, el diseñador de modas Pierre Cardin decidió comprarlo y reformular ciertos aspectos de la marca sin por eso modificar su esencia de sofisticación, buen gusto y alto nivel gastronómico. Con la iniciativa del modisto y su equipo de colaboradores, Maxim’s se extendió como negocio con la apertura de varias sucursales en otras importantes metrópolis del mundo, incluída la creación del Hotel Résidence Maxim’s . Pero ahora, claro... ya son otros tiempos


Puedes saber más sobre Maxim´s en su WEB



.

15 comentarios:

jorge dijo...

habia oido hablar de maxim's durante toda mi vida, aunque no tuve la curiosidad en mis multiples viajes a Paris de pasar a verlo, pero no conocia su historia.

Una vez mas ayudas a mi enriquecimiento personal, gracias.

Las imagenes, como siempre, excelentes.

faladomi dijo...

El glamour de ahora ya no es el que fuera entonces...
Cuanta información que nos aporta femme_d_chocolat

Un abrazo y buen Domingo aromatizado

Elvira dijo...

¡Me has llevado a la Belle Époque! Estaba viendo a todas esas damas y a sus reyes o duques por allí, con las joyas tintineando, las plumas, etc.

Yo tampoco fui a Maxim's en mis dos viajes a París. Si hay una tercera vez, creo que iré. Gracias por el paseo y besos.

SeaSirens dijo...

El 23 de Abril abrió sus puertas...mmm, curiosa fecha, el día de Sant Jordi. Pero bueno, supongo que fue casualidad.
Me ha encantado tu entrada, esta vez culturizándonos sobre Maxim's. Bello, muy bello, de verdad.
Me has transportado a otra época, la belle Paris, el arte, el lujo, los desencadenantes...

Sin duda, me quedo con los ortos tiempos, aunque no me importaria, te lo aseguro (jeje), ir a visitarlo en estos tiempos. Ahora se lo que me estoy perdiendo...
Mil gracias a ti, chocolat...

besos!

mojadopapel dijo...

En las puertas estuve pero no me atreví a entrar por miedo a la cuenta, no sabia si el dinero que iba a dejar allí, compensaría en el resultado final (estoy hablando subliminalmente claro),es un sitio con historia pero creo que lo que realmente vale y hace los sitios especiales es la compañía, aunque sea el sitio más cutre del mundo.

María Diez dijo...

Un viaje, a otra época, fascinante. Yo he estado dos veces delante de la puerta de Maxim´s sin atreverme a traspasarla.
Tienes un blog encantador.
Un abrazo.

carmensabes dijo...

Femme, habrás reservado mesa, verdad???....necesito entrar, además nos ponemos nuestros sombreros...jajajaja, y nuestros vestidos glamourosos....y yo creo que hasta nos pagan...jajaja


Preciosa entrada, como siempre!!, bueno un poco más...cada día te superas!!

carmensabes dijo...

Ah , respecto a tu pregunta...caliente...caliente!!

Besazos

Marina dijo...

Hola guapa, he vuelto y me quedo sin tiempo para tantas cosas nuevas como tienes. Tus explicaciones, preciosas y precisas. Hay un montón de cosas por las que sientes curiosidad y de repente.... abro tu blog y me entero. Gracias, señorita de choclate.
En Bilbao entré en una cafetería donde me habían dicho que ponían el mejor choclate de la ciudad, pero mi desilusión no tuvo límites cuando me dijeron, que en Navidad no lo hacían porque era mucho trabajo... Kafkiano.
Un besito guapa

femme d chocolat dijo...

Has visto, Jorge? ahora es casi casi como si hubieras traspasado el umbral, aunque sea un pelín. La próxima vez que visites París ya no podrás decir que lo "desconoces"

Gracias a tí por tu amabilidad, siempre.


*******************

Buen Lunes ( hoy ya), para tí , Faladomi ^_^ Es verdad, se ha perdido aquel glamour... aquel frufrú de las enaguas ...pero hemos ganado en espontaneidad y quizás en honestidad de comportamientos... Y yo creo que eso es mejor... Me gusta pensarlo así. Pero sí, París en aquel momento , con aquellas gentes y aquellos trajes tuvo que ser la bomba...

Un abrazo

********

Jajajaja, Elvira , ¿se te hizo una especie de holograma? ^_^ ¡ qué bueno! Pues de eso se trataba, de "vivirlo" de algún modo . Me alegra que se haya podido hacer.

Un beso y gracias por pasar

************
Sí, yo también creo que sería casualidad, SeaSirens . Me alegra mucho que te haya gustado. La verdad que disfruto mucho cuando preparo entradas sobre lugares emblemáticos que tienen su renombe histórico. Es con los que de verdad disfruto y además aprendo, que de eso se trata también. Aparte de ser una forma -como otra cualquiera-de darse un pequeño viajecillo a otros lugares y otras épocas ...

Bueno, lo de ir a verlo: ya lo arreglaremos!, ya verás ^_^

Besos

femme d chocolat dijo...

Jajajaja, mojadopapel, seguro que hiciste lo correcto . Estoy completamente de acuerdo contigo. Lo que vuelve mágicos los lugares es la compañía . Ahora ya (por mucho que lo hayan conservado tal y como estaba) estos tiempos no son aquellos, la sensación nunca sería la misma que entonces . A veces con ver unas imágenes y saber lo que pasó allí puede ser suficiente, a menos que tengas un dinero loco por ahí y un montón de días en los que no sepas que hacer y digas: pues me doy un capricho ... Pero vamos, me imagino que la factura puede ser morrocotuda, sí.


*********

Hola María, muchísimas gracias. Y gracias por venir. Será un placer compartir café contigo . Y.. bueno, hazte a la idea de que -de algún modo- ahora ya sí pusiste un pie dentro, en su historia, aunque sea un poquitín

Un abrazo

(ahora voy a tu casita , y a agregarte)

*******
Jajaja , Carmen, pues aún no, porque no sabía si venias... Pero ahora que ya sé que vamos hasta con sombrero: NI LO DUDES! Mmm lo de que nos paguen... no se yo .. la gente se ha vuelto muy "agarrá" y no sueltan la tela ni en broma ... jajaja. Mardita crisis!!

Un beso enorme, guapa. Me alegro que te haya gustado. Ole qué bien! Yupi!

Ah si????????, jajaja , ¡será posible!, y no me dice el qué! ... jajaja
Mmmm ya lo averiguaré ya ... ^_^

*******

Hola Marina, pero qué me cuentas, ¿ que no te dieron chocolate?... dime cómo se llama el sitio y mis chicos y yo haremos que "parezca un accidente" ... Vamos!, hacerte semejante feo y más en Navidad... La gente ya no es lo que era... Jesús cómo está el patio !
Bueno... bien pensado... ¡ eso es que tienes que volver a Bilbao otra vez! ^_^
Espero que salvo éso el resto haya sido estupendo y hayas disfrutado de la ciudad y sus gentes ...

¿ No sería que te hicieron una inocentada?

Un beso, cielo.

Marina dijo...

no bonita, no me hicieron una inocentada, para inocentada la que me hizo una amiga, muy muy gorda y yo me la tragué enterita, claro que eran las 9 de la mañana y yo estaba medio dormida... pero he jurado matarla lentamente, hervirla en su propio jugo y comerla poco a poco para que me dure más. ¿Cómo que que bruta? no tienes ni idea del mal rato que me hizo pasar la jodia.

femme d chocolat dijo...

jajajaja, ay pobrecica, ¿pero qué te han hecho , criatura?

Dime, ¿necesitas Starlux para el jugo... o con el propio valdrá?

Un beso

Marina dijo...

no cielo, sin starlux ni na, lennnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnta
mente, te juro que será lentamente.
Voy parriba que tienes una entrada nueva y este parís de mis amores..

femme d chocolat dijo...

jajajaja, Marina... Bueno, pues nada... Ya sabrás tú darle "el punto" ^_^