miércoles, 7 de enero de 2009

Marie Brizard ; por la caridad de una mujer




Marie Brizard ; por la caridad de una mujer



Clic en imágenes para ver en grande

Año 1750 , Marie Brizard, hija mayor de una familia de quince hermanos va y viene sorteando el bullicio de las calles empedradas de Burdeos por las que ruedan los barriles de vino y marineros de todas las naciones llegados a puerto ; se dirige al hospital donde trabaja como enfermera . Toda una vida dedicada a auxiliar a los necesitados...

Imagen: Pierre Gastón Rigaud

Resuelta y caritativa, van a ser justamente ésas las cualidades que le traigan inmensa fortuna ... Porque resulta que hoy ha llegado a puerto desde el Nuevo Mundo -desde Las Antillas-, un viajero muy enfermo al que Marie acogerá y cuidará hasta que se ponga bien .

Y ... como bien dice el refrán : Es de bien nacido ser agradecido.

Nuestro agradecido y misterioso viajero, antes de marcharse, va a hacerle a Marie el mejor regalo de su vida, va a darle la receta de un elixir muy apreciado en su país por sus cualidades curativas -de toda clase de males-, pero absolutamente desconocido en el de ella. Un licor de sabor nuevo , preparado a partir de un mejunje de anís verde, flores, alcohol, azúcar, especias y frutas... Ni corta ni perezosa, Marie experimenta la fórmula preparándola y destilándola en su propia cocina , dándosela después a probar a sus pacientes . El resultado es magnífico, tanto que ... sus enfermos , una vez reestablecidos ¡pretenden continuar la cura! (ejem...)

Acababa de nacer el Licor Marie Brizard Anisette , un licor transparente y delicado de sabor exótico e intenso perfume que posee nada menos que un 36% de alcohol.



Imagen: James Jaques Tissot


Marie Brizard se da cuenta inmediatamente de que tiene algo especial entre manos y decide aprovecharlo. Su primer paso va a ser regalar unas botellas a personajes eminentes de la ciudad, y entre los elegidos está el duque de Richelieu (descendiente directo del famoso cardenal), gobernador de la provincia, favorito del rey y gran gourmet que queda encantado con el nuevo licor y le ruega a Marie que le prepare unas botellas más para hacérselas llegar a Luis XV, (a quien le gustaba probar todo lo desconocido). Luis XV queda encantado. Ya está lanzado el Anisette.
En poco tiempo, es tanta la demanda que a Marie se le queda pequeña su cocina familiar y decide comenzar a elaborar el Anisette a gran escala .Convierte en su socio a Juan Bautista Roger -casado con su sobrina favorita- e instala la nueva sociedad Marie Brizard & Roger en un local de la esquina de la Bolsa de Burdeos .

En un periquete sus licores pasan a ser los mas circuladores en el puerto y su Anisette enviado al mundo entero.

Pero no todo fue fácil, Marie Brizard & Roger las pasaron canutas cuando durante la Revolución y hubo dificultades con la llegada de azúcar, fundamental para su preparación. Y la cosa se puso aún peor cuando , desde 1900 a 1902 , surge una campaña cívica -fomentada por los médicos- en contra del consumo de alcohol, y de la que Marie Brizard & Roger logran zafarse -de aquellas maneras- apelando a la "cordura" a la hora de consumir alcohol.

Marie Brizard fue sin duda una pionera con coraje que rompió barreras en cuanto al mundo femenino empresarial se refiere , y más aún teniendo en cuenta que el de los licores y alcoholes había sido siempre un reducto puramente masculino .
Eso sí, tal y como ella la recibiera, en "petit comité", Marie Brizard, sólo le pasó a su sobrino la fórmula cuando estaba a punto de morir, y a su vez éste ha ido pasándosela a sus hijos hasta la actualidad ; la octava generación.


Imagen: Leonetto Cappiello



.

15 comentarios:

Elvira dijo...

Me asombras, femme, de verdad. Me gusta que fuera una mujer tan generosa la que tuviera ese éxito, gracias al regalo agradecido de otra persona y a su espíritu emprendedor. Besos agradecidos por tus historias.

faladomi dijo...

Salud por Marie Brizard (hay que ver lo que acompaña cada brindis)


Un abrazo

Miguel Angel dijo...

Que historia más interesante, que mujer tan visionaria y emprendedora, toda una pionera.
En tu blog se encuentra uno cosas de lo más curiosas, sigue asi, deleitandonos con dulces relatos.
Un beso
MA

María Diez dijo...

Siempre se aprende algo visitando tu blog. Y además despierta el hambre y las ganas de una copita de Marie Brizard.
Un beso

LUISA Mª dijo...

Como dice María Diez, vaya enseñanza que nos regalas en cada post. Entre la repostería multicolo y la copita de Marie Brizard, ya casi tengo la boca dulce....
Besotes guapa.

Por cierto, ¿ sabes algo de abriles? parece que se le ha tragado la tierra.

Marina dijo...

Creo que el anís fue lo primero que prové en plan licor. Mi padre, que era camarero, me lo dió a probar en un gajo de naranja. Bueno a mi y al canario, porque el primer gajo iba para el pájaro y entró en la copa del anís por erro, el pobre bichejo se pasó toda la noche dando tumbos pr la jaula.
Ahora es mi querido suegro quien me invita a anís cuando como en su casa, él piesa que es un licor de mujeres y yo me dejo, porque, además, me gusta.
¡Toda la vida bebiendo anís sin tener ni idea de la historia, preciosa, que había detrás.
Femme eres un encanto y un pozo sin fondo (creo ue esto ya te lo había dicho)
Pues hale mil besos, unque sean repetidos.

femme d chocolat dijo...

Sí , Elvira, no siempre pasa que te portes bien y obtengas agradecimiento a cambio...parece que esta vez sí que sucedió . Bien por él, y bien por ella que pilló la suerte al vuelo.

Gracias a tí por tu amabilidad y saber obrar, siempre

*********
Salud!, faladomí . Sí, además con el frio que nos rodea un "pelotacillo" no viene nada mal para entrar en calor

Un abrazo

********

La verdad MA es que pensándolo entonces... aquellos momentos en los que la mujer de a pie era vista bajo un prisma de : menos que nada ( aunque en Francia no tanto) tuvo que ser la bomba que se metiera en un negocio tan de "hombres"

Gracias por tus palabras.
Un beso

femme d chocolat dijo...

Jejeje, María.... Bueno, me pone contenta que te resulte un lugar agradable de venir. Gracias

Un beso

********

Hola Luisa. La verdad es que no se me había ocurridopensarlo, pero seguro que una copita de anís con las galletas hace una mezcla estupenda ^_^

(Pues de Abriles no sé nada. Imagino que está currando a toda máquina. Pasa algunas veces cuando anda tiempo desaparecida , que o está trabajando casi doblando turno , o que ha tenido algú problemilla con el pc. A ver si la llamo.)


**********
Qué curioso, Marina, al decirlo tú me acabo de dar cuenta de que yo tuve una experiencia similar ( aunque sin pajarito) Resulta que debajo de mi casa vivia una familia andaluza cuya madre era de esas mujeres del sur llenas de desparpajo y gracejo, y que además guisaba estupendamente. El caso es que su hijo y yo éramos de la misma edad, y fue mi compañero de juegos desde que nacimos ( prácticamente) hasta que cumplimos los 13... El subía a jugar a mi casa , o yo bajaba a la suya , según el día. Pero el caso es que -cuando yo bajaba- , alguna que otra vez su madre nos daba a los 2 una cosa que ella llamaba "palometa", un poquitín de anís rebajado con agua. ^_^ Ahora que lo acabo de recordar se me puso una sonrisa. Lo habia olvidado todo este tiempo .

Nunca me volvió a saber el anís como entonces . Qué cosas .... con qué intensidad se recuerdan las imágenes y sabores de la niñez. Se quedan grabadísimos.

Jejeje , pobrecín lo del pájaro ... que iba de medio lao cantando " a mi me gusta el : pipiribi pi píiiii" . Imagínate para un cuerpo tan chiquitín ... es como si nosotras nos caemos dentro de un barril.... jejejej, angelico!

En fin ... ^_^

Tú sí que eres un encanto, y un cielo total.
Mil besos para tí también.
(No son repetidos; yo me los quedo todos, que me hacen falta!)

jorge dijo...

El Marie Brizard fue mi primera bebida, y durante un tiempo era lo unico alcoholico que tomaba...

...y si me decian que era bebida de chicas. (Tenia 16/17 años).

Marina dijo...

Es cierto Jorge lo de la bebida de chicas jajajajajaja. ¿¿¿¿Os cuento algo que no debería??? SIIIIIII
¡VALE, VALE, VOY!!!!!
Cuando yo era una adocescente chispoleta y sobradita, un hermoso día de nieve nos calamos con los bolos y demás, los chicos nos pusieron tibias de nieve, entonces nos acercamos a uno de nuestros bares a calentarnos con una copa de coñac, a mi el coñac no me gusta y bebí anís.... una detrás de otra.... y me pillé un "PEDO" QUE CASI ME MUERO, ¡UN PEDAL DE ANÍS!! A mi padre casi le da un yuyu porque en cuanto me vió se dió cuenta de que la cosa pintaba mal...¡os lo podeis imaginar! me cuidó con todo a su alcance para que mi madre no se enterara de nada y me hizo prometer (y lo he cumplido a rajatabla) que nada de bebidas blancas para el frío y mucho menos para "pedalear", os aseguro que son peligrosísimas.
Sé lo que estais pensando, mi padre no era normal y no, no lo era, era estupendo y, como buen camarero, controlaba un montón y me enseñó cosas de la vida diaria, de esas que los libros no traen.
No penseis muy mal de mi, esque soy mu,mu,mu, chica y el alcohol no tiene cuerpo pa diluirse jajajajajajaja... con lo cual casi no puedo beber.

Como siempre, voy parriba

jorge dijo...

Confirmo lo que dice Marina, una trompeta de Marie es fatal.

¿Por experiencia propia? Nooooo, yo soy muy bueno. A mi tambien me lo dinjo mi padrte.

femme d chocolat dijo...

Pues yo , anis, salvo cuando era niña ( rebajado con agua) no he vuelto a tomar. Probé una vez y me sentó tan mal que no volví a repetir salvo cuando lo tomo en mezcla de infusión o como esencia en rosquillas o así.

Te lo dinjo tu padrte, Jorge ? ... ^_____^ ya veo ya ....

**********

Jo, pobrecilla, Marina, es que se pone una fatal ... Yo solo pillé una trompa una vez, pero lo hice a lo grande, hasta perder el conocimiento por un ratín. Desde entonces nunca más. Tengo la suerte o desgracia de que no me gustan los alcoholes fuertes. Lo más a lo que llego es a mezclar la ginebra con algo ( generalmente naranja) o tónica, pero nada más. Y además cuando bebo no se me sube ( ay qué pena, por dios! , jajaj ) tengo qe tomar verdaderamente mucho o que sea una bebida llena de azúcar ( tipo martini , tia María o así) para que me coloque un poco ... Estoy mal hecha, jooooo

No pensamos mal de tí, Marina, todo lo contrario, me caes cada vez mejor; POR SEGUNDOS, VAMOS!


beso gordo

Abriles dijo...

Ejemmm...¡a ver si alguien me quita de trabajar regalandome algo así, por agradecimiento...! jejejeje

Me pirro por el Marie Brizzard y ahora que conozco su origen, siempre tendré en mente que merece la pena ser generoso/a con los más desfavorecidos.

Un smuacksss enorme guapa...

femme d chocolat dijo...

¿Has visto?


jo, pero yo creo que ahora ya no pasan esas cosas...

Me da la sensación...

Buaaaaaaaaaaaaaaaaa, que penita, por dió!

Anónimo dijo...

Ola, what's up amigos? :)
I will be happy to get some help at the start.
Thanks in advance and good luck! :)