miércoles, 10 de diciembre de 2008

Las manzanas de caramelo

Imagen: Terry Romero Paul




Las manzanas de caramelo



Clic en imágenes para ver en grande

El origen de caramelizar las manzanas no está claro del todo, lo que sí se sabe es que fue a comienzos del siglo XIX cuando pasaron a denominarse "manzanas caramelizadas" y a ponerse de moda, hasta el punto de ser habitual ver por las calles -al menos una vez por semana-, al vendedor de manzanas .
Parece que el primero en producirlas fue William W. Kolb en 1908, en su tienda de caramelos en Newark ( New Jersey), concretamente para la decoración navideña de su escaparate. No se le ocurrió otra que sumergir las manzanas en una mezcla de azúcar caramelizado y canela y una vez solidificadas exponerlas en la cristalera . Vendió la primera partida , por completo, a 5 centavos cada una .

Pronto, las manzanas de caramelo fueron habituales a lo largo de la costa de Jersey y de ahí dieron su salto a los circos y ferias; fue gracias a ellos que empezaran a recorrer todo el país.


Pero en su viaje, sufrieron modificaciones.
Fue en la década de los 50´s y a manos de Dan Walker, un representante comercial de la Kraft foods . La manzana caramelizada cambiaba de color , ligeramente su fórmula, y pasaba a llamarse manzana de caramelo .

Agua, azúcar, jarabe de maíz, canela y colorante rojo serían sus nuevos componentes . Y la envoltura , cristalizada y bastante más dura y costosa de elaborar ( casi 1 hora hasta cristalizar por completo) que la de su predecesora y, sin duda , su llamativo color rojo -mucho más atractivo-, eran un excelente reclamo sobre todo a ojos de los niños.

Habituales en las festividades de Halloween como símbolo de la cosecha, podemos decir que la manzana de caramelo es uno de los productos típicos norteamericanos.
.

4 comentarios:

Miguel Angel dijo...

Que ricas, me recuerdan a las ferias cuando era niño, me gustaban mucho.
Me alegro de que te sitúes al ver las puestas de sol, son para mí una forma de no olvidar los días pasados, y contemplar a través de las imágenes que ningún día es igual a otro, también me sitúa.
Gracias
Te mereces el premio, aunque no se bien que significa supongo que siempre es agradable que los demás te premien.
Saludos
MA

carmensabes dijo...

Femme, lo tuyo es de traca...jajaja!! cada día cositas más apetitosas y dulces , magnifica entrada, ese lado dulce del arte y de la vida...me entusiasma!!


Besiños

Femme d chocolat dijo...

Pues yo en las ferias no comí nunca, MA, sin embargo hubo un año que por la puerta de mi cole en Madrod, a la hora del recreo, pasaba un señor que las vendía, era fascinante verlo llegar con todas tan brillantes, como de cristal y coloraditas... hastasu olor llegaba avanzando y todo . Lo vimos pocas veces, porque en seguida le echaron el alto y le prohibieron pasar por la puerta y ofrecer a los niños ( por si acaso, claro... imagino) Pero aquella imagen se me quedó grabada a fuego como algo mágico y fascinante, porque era realmente como de Dickens: un hombrecilo medio encorvado, boina beige raída ,con la cara llena de arrugas, y de unos ochocientos mil años...

No se porqué, Carmen , pero ayer me vino a la cabeza ésa imagen y pensé: y porqué no hacer un post?

^_^


Ese es su origen


Un beso y gracias a los 2. ^_^

jorge dijo...

Hace decadas que no tomo una.

De niño eran un lujo, y me encantaban.