domingo, 11 de abril de 2010

Le bouillon Chartier, un icono obrero



Le bouillon Chartier, un icono obrero

Faubourg Montmartre,7



Tras varios días "desaparecida", currando a lomo caliente, hoy regreso con algo peculiar y que me va que ni pintado.


Hoy quiero hablaros del primer restaurante específico para obreros.

¿Su nombre, dices? Le bouillon Chartier

Y que ¿dónde está?, pues ni más ni menos que en Montmartre.

Pero espera , espera que ahora te cuento más.
.
Abierto al público por primera vez en l890 en mitad del barullo y traqueteo propios de la zona obrera de Montmatre, el Bouillon Chartier, en un principio "Le buillon" ("El caldo") es uno de los iconos parisinos que uno no puede perderse si te gusta esto de saber de dónde provienen las cosas.

Imagen: Marko Stupar


En un París bullicioso y en pleno crecimiento, en el que las fábricas estaban por doquier, y en plena época del Art Nouveau, si sin duda hacía falta algo era un lugar de comidas donde toda aquella gente trabajadora pudiera acudir a darse un pequeño respiro a medio día y, claro, ya que estamos: comer por un módico precio, que la cosa está mú achuchá, mire usté, y no estoy pá gastos...

Dicho y hecho!, sólo había que pedirlo, hombre.

Siguiendo la idea inventada en 1860 por el carnicero Pierre-Louis Duval de crear una serie de garitos, con perdón, que diesen comida caliente (un filete y un caldo) a buen precio a los obreros de la zona del mercado (y que tras su número 200 de caldo se convirtieron en toda una serie de cadena de restaurantes para obreros, llamados siempre así "Bouillons"), antes de eso, como digo, Camille y Edouard Chartier se sacaron de la manga un lugar que daba justamente eso.

Pero además tenía algo más... Una decoración típica del momento que ha mantenido al lugar como lugar de visita y símbolo-icono de la Belle Epoque.
Porque... sería para obreros sí, y barato, también... pero a todo el mundo le gusta estar en un lugar con clase, ¿no? ¡He ahí el quid del acierto!


Columnas de hierro que encantarían al mismísimo Eiffel, paredes forradas de madera, enormes espejos y grandes globos de iluminación ambarina hacen del Buillon Chartier, sus dos plantas, sus techos de vidrieras de cristal y su enorme sala con capacidad para más de 300 personas ,




con mesas ancladas al suelo gracias a sus patas de forja y rodeadas de sillas de madera, un lugar inolvidable, aunque se acceda a él, eso sí, desde un lugar que podría pasarnos desapercibido a simple vista, pues es un patio de efificio ,mondo y lirondo -aunque con encanto- en plena calle.



Ataviados con el traje original de impecable delantal blanco y chaleco negro llenito de bolsillos , circulando a toda velocidad (los camareros, no el chaleco) entre el barullo mientras le dan esquinazo al antiguo mueble de cajones numerados donde los propios obreros , antiguamente y cuando eran asiduos, iban a coger y dejar sus servilletas, sus camareros traen y llevan con salero las sopas y caldos típicos del restaurante (a saber: el famoso buillon era un caldo de verduras y carne) casi casi antes de que plantifiques tus reverendas posaderas en el asiento en un restaurante que, ojo al dato: no tiene Reservas.

Tu llegas y haces cola, como todo quisqui obrero que se precie, sin favoritismos.
.
Quien primero llega, antes se sienta, eso sí, siempre que llegues antes de las 22:00, que es cuando dan carpetazo.

La comida en sí no tiene florituras, son platos típicos y sencillos, pero bien preparados que suelen abrir con el famosos caldo y terminar por ejemplo con unos Babas al ron con chantilli , tan típicos parisinos ( lo que nosotros conocemos aquí vulgarmente como: borrachitos)
.
Pero aún con todo, el lugar es un emblema, y conviene visitarlo

Así que ya sabes, si estás pensando ir a darte un voltio por los parises , igual el Bouillon Chartier podría ser un lugar que acercarse a visitar.

10 comentarios:

Aquí me quedaré... dijo...

Pues sí, pues sí. Es uno de mis viajes pendiente.
Voy a tener que estar por allí un mes para poder visitar los cafés.
Besos y me alegro de que todo vaya bien

pluvisca dijo...

Con lo que me gusta a mi Paris y en especial Montmatre, me han entrado unas ganas de ir que paáqué y eso que he estado, pero hace muchos años.

Y si, es tal cual lo describes, (por cierto lo haces de maravilla)

me gusta leerte, asi que no trabajes tanto y escribe un poquitin mas.

Un abrazo preciosa

Pilar dijo...

para obreros pero sin descuidar la elegancia... qué maravilla¡¡¡
paris, un mundo aparte... qué chic¡¡¡
saludos

Elvira dijo...

Un lugar con mucho estilo, Femme!

Me alegra verte por aquí de nuevo, guapa!! Que tus ausencias sean siempre por tener trabajo del que te gusta, claro que sí.

"Quien primero llega, antes se sienta". Esta frase sólo la había visto en inglés (qué repipi, ¿no?): First come, first served.

Muchos besos

Fandestéphane dijo...

Me encanta Femmmmmmmmme, si algún día dejo de ser un parásito (lo dudo) nada me gustaría más que seguir tus consejos y visitar todos esos establecimientos que has ido publicando en tu blog. La verdad que entran ganas de hacerlo, ya sabes como me gusta leerte, lo haces con esa magia que me atrapa y ese humor que me contagia.

Te he repasado muchas veces entradas antiguas, y es una gozada pasearme por ellas, eres única.

Un beso Femme, me alegro que todo marche bien.

Cata dijo...

Totalmente de acuerdo con Fande... Un gustazo leerte otra vez.

Estoy segura de que andas metida en ese montón de trabajo debido a una idea tan buena como la que presentas. ¡No puede ser menos!

Te deseo tanto éxito como obtuvieron los mencionados. Un besote. C.

Montse dijo...

Igual digo ¡se te echaba de menos!! y es un auténtico placer volver a leerte.
Enriqueces las entradas con tu encanto personal y tu manera peculiar de deleitarnos a todos, tanto, tanto, que una se iría ahora mismo a los "pariles" a ese típico restaurante.

Sigue adelante con tu magnífico proyecto, que ya no es un proyecto sino un hecho, que nosotros queremos lo mejor para tí y sigue contándonos estas deliciosas historias.

Mil besos!!!

un abril encantado dijo...

Femme te agradezco emocionada tu cariñosa vista a mi blog...admiro tu fuerza será un éxito, siento nostalgía de otros tiempos en las que las cocinas me ponían alas en el corazón...vuela, vuela alto, L.

Femme d chocolat dijo...

Tuyo y mío, Aquí ... Jajaja, se nos está acumulando trabajjo, jajajjajaja

Cuado vayamos ... no sé yo si con un mes tendremos suficiente!

UN BESOTE
***********

Has estado, Pluvisca? Te voy a tener que fichar como reportera entonces, para que nos cuentes anécdotas y tal ...

Buf, lo de no trabajar tanto ... veremos a ver. Confío en que en esas semañas irá la cosa un pelín más desahogada... Veremos ...

Un abrazo, cielete.
***********

Es que ésa es la cosa, Pilar. Porque , que uno sea obrero es algo circunstancial. Pero el refinamiento , el buen gusto, o simplemente el derecho a estar en un sitio "bien" lo tiene exactamente igual que cualquiera. Es más, casi diría que tiene más derecho.

Un beso
********

Jajaja, Elvira, pues la verdad es que la frase me salió sin más. Es posible que sea por inercia; puritito coocimiento adquirido.
De cursi nada. Ya sabes que hay modismos y frases que se dicen más en un idioma que en otro. Y si tú la has visto en ese ¡qué culpita tienes!, eh , eh?????????????

^____^ besos, cielo

************

jajjajajajaja, Fande!, desde cuándo eres tú un parásito????????? No sabía yo de tí esas cosas ....

Me encanta saber que de cuando en cuando tirais para atrás y releeis cosas antiguas ^_^ Ole qué bien!


Todo vá fenómeno, fande, Con trabajo a tope, porque soy una "Juan Palomo" y como me hago tó , pues estoy de trabajo a tope, pero contenta. Así no pienso maldades ni melancolías de otro tipo ^_^


UN BESO GORDO!

Femme d chocolat dijo...

Gracias, gracias, Cata. A ver si poco a poco me voy organizando y saco ratines para estar con vosotros. Que os echo de menos, jo!


La verdad es que creo que la idea es buena. Al menos a la gente parece que le gusta. Veremos!
Da todo mucho miedín, pero ... quien no se moja ... ya se sabe...
Ya veremos qué tal va todo! Mil gracias por tus deseos. Ojalá se cumplan.

UN BESOTEEEEEEEEE
********

Gracias, Montse, las preparo con cariño, ya sabes, y trato de que sean lo más amenas posible, y como me gustaría que me las contasen a mí . Creo que una pizca de humor a la hora de contar las cosas no sólo las vuelve más atractivas, sino que hace que se graben mejor en la memoria... creo

Algún día iremos con una autocar fletado desde el blog, ya verás!, jajajajjaa

MIL BESOS! ^_^
*********
Gracias a tí, Lourdes. La verdad es que os tengo un poco abandonadillos en general, y no me gusta . Sobre todo por lo cariñosos que sois conmigo a pesar de todo. Pero bueno, espero poder subsanarlo rápido, y organizarme mejor los tiempos, para llegar a todo y todos.

Qué tal tú y todo?

Un besote grande y volandero ^_^