jueves, 25 de junio de 2009

Las gafas de Pigmalión

Imagen : Rod Chase


Las gafas de Pigmalión
(fragmento)




—¿Qué es la realidad? —preguntó el hombre con aspecto de gnomo con el que compartía el banco.
Hizo un ademán hacia los altos bloques de edificios que rodeaban el Central Park, con sus incontables ventanas que relucían como las fogatas de un poblado prehistórico—. Todo es sueño, todo es ilusión; yo soy la visión de usted como usted es la visión mía.
Dan Burke, luchando por aclarar sus ideas entre los vapores de licor, miraba sin comprender la diminuta figura de su compañero. Empezó a lamentar el impulso que le había inducido a abandonar la reunión para buscar aire puro en el parque y que le había llevado por casualidad a tropezar con aquel viejo loco. Sin embargo no pudo evitarlo; había demasiada gente en aquella reunión.

—Usted bebe—prosiguió el barbado elfo —para hacer real un sueño, ¿ no es así?, o tal vez para soñar que ya es suyo aquello que perseguía, o para creer que ha destruído todo cuanto aborrecía. Bebe para escapar de la realidad y lo irónico del caso es que la misma realidad es un sueño


"¡Chiflado!" pensó de nuevo Dan

—Todo existe en nuestra mente. Las sensaciones son fenómenos mentales. ¿Cómo sabemos pues que los objetos en sí no existen sólo en nuestras mentes? —De nuevo apuntó hacia los edificios iluminados— Usted no ve ese muro de albañilería, solo lo percibe, lo demás lo interpreta usted

—Usted ve lo mismo—

—¿ Cómo puede afirmarlo? , es más ¿ cómo puede afirmar que yo no soy mas que un sueño suyo?

Dan se echó a reir —Desde luego nadie sabe nada.—

—Escuche — dijo de pronto —Usted puede argüir que una realidad es una ilusión, eso es fácil, y ¿entonces porqué no puede hacer real un sueño?, si funciona en un sentido, también debe funcionar en el otro.
La barba se meneó rápidamente; los brillantes ojos del elfo lo miraron de un modo extraño.
—Todos los artistas lo hacen— dijo el viejecito con una voz extraña.
.
Fue entonces cuando Dan se dio cuenta de que había algo más que era muy difícil de expresar.

.

Stanley G. Weinbaum
.

5 comentarios:

Elvira dijo...

Tiene toda la razón el elfo. Besos, artista!!

Montse dijo...

¡Hola guapaaaaa! Te hemos echado de menos y me alegro que estés de vuelta.

Interesante relato.
Todos los artistas ven más allá de la realidad, a través de su imaginación e interpretan lo que los demás somos incapaces de apreciar ¡esa es la diferencia!. Que luego los críticos den más o menos valor a esa interpretación, no resta que el arte tenga unas "gafotas" especiales ¿verdad?
La imagen, muy acertada, un puente entre la realidad y los sueños... ¡precioso!
Muchos besiiiiiis.

el Kontra dijo...

Que bueno leerte de nuevo, ya me hacía falta pasar por unos cafés y chocolates... los mejores de la red.

Besos

Pili dijo...

Hola, me encanta tu blog, lo descubrí visitando el blog de Elvira, otro que me encanta,rinconcitos para sentir (como los denomino yo)y para aprender.
Si no te importa te he añadido a los blog que consulto, soy novata pero poco a poco

femme d chocolat dijo...

Sí... es que estos elfos de ciudad terminan sabiendo chino, me parece a mí ^_^

Un besote, Elvira

************

Gracias ,Montse, bonita, y yo a vosotros/as MUCHÍSIMO.

Sí, los artistas tienen una forma distinta de ver o al menos enfocar la realidad, es como si todo se potenciara mucho más, a veces hasta la exageración, pero... La foto es chulísima, sí

Muchos besos

***********

Gracias gracias , Kontra, ya sabes que aquí siempre habrá café y chocolates para tí, aunque sea que tenga que enviarlos exprofeso y por correo desde donde esté. Este café nunca cierra para los amigos.

Besos
********

Hola, Pili, bienvenida, muchas gracias . Vienes de un estupendísimo blog según veo. La casita de Elvira es una delicia, puede una ir allí a encontrar rinconcitos de paz , es verdaderamente como cargar pilas en mitad de la naturaleza. Te comprendo muy bien. A la casita de Elvira sólo le falta que se huelen las flores para ser mágica total ^_^

Encantada de que me agregues. Te añado también yo desde aquí.

Espero que vengas por esta otra casita , a tomar café, a menudo. Ponte cómoda , estás en tu casa.

UN ABRAZO