domingo, 13 de diciembre de 2009

El huevo


El huevo


Mucha gente se asombra de que en la comida de los aviones le toque siempre la parte central del huevo duro. No saben que esa loncha procede de un huevo artificial, con forma de chorizo, donde no hay más que rodajas centrales, para que las bandejas sean idénticas. Es lo que pasa también con las series de televisión terminadas en boda: no es por amor ni nada de eso, sino por la existencia de un molde previo, de una realidad con una forma predeterminada que, la cortes por donde la cortes, proporciona al consumidor rajas centrales de huevo duro o matrimonios felices, depende de que esté sentado en la cabina de un avión con destino a Santo Domingo o en el sofá de su casa alienándose concienzudamente con el mismo espíritu con el que otros viajan al Caribe.

Muchos jóvenes creen que no encuentran trabajo por mala suerte, o porque no madrugan, pero tampoco es por eso, sino porque el paro está prefabricado, como la desesperación o la comida rápida. No hay nada personal en esa regulación de empleo que le ha puesto a usted en la calle con 50 años y cuatro hijos en edad de comer, ni en esa pesadilla de la que se ha despertado sudando, con el corazón en la garganta. El desasosiego es también un producto de catering, como los discursos de fin de año. Si se fija, verá que viene envasado al vacío, para que dure más y esté libre de gérmenes. No es un desasosiego verdadero, en fin, de ahí que le toque a usted siempre la parte del centro, como a mí mismo, qué le vamos a hacer.
Todo está atado y bien atado, así que no había ninguna posibilidad de que esos personajes de la tele permanecieran célibes. En cualquier caso, conviene saber que los huevos de gallina auténticos y el amor sin enlatar tienen una forma distinta. A ver si un día tropezamos con los de verdad y nos parecen defectuosos.




Juan José Millás
Articuentos

17 comentarios:

Nina Maguid dijo...

En efecto, estamos de la matrix hasta los huevos.

besazo!

pluvisca dijo...

Magistral Millas, sabe dar en el centro de la diana...

Hay muchos huevos por ahí que no saben que estan prefabricados...

Un abrazo

Elvira dijo...

Odio los moldes. Da que pensar este articuento. Desasosiego envasado al vacío... Jo!

Besos de verdad, sin envasar

Odel dijo...

Muy original este Millas

fandestéphane dijo...

Femmmmmmmmmmmme, no es ninguna guarrería lo que te voy a decir, pero yo los huevos que me gustan, son los que le salen a las gallinas por el culo.
Y comerlo frito o como sea, pero con la persona amada (que no esté ni prefabricada ni programada) es una delicia.

Con lo que me gusta mojar (pan) me voy a comer un huevo con forma de chorizo... amos anda.

Besitos con sabor a chorizo de Cantimpalo

Manolo dijo...

Para las fechas en que estamos (con su supuesta felicidad también prefabricada)has escogido una entrada de lo más caústica. La verdad es qu no están los tiempos para muchas alegrías.
Besos

Pilar en Córdoba dijo...

y es que la naturaleza que está en peligro no sólo es la de los bosques, el lince y el oso... que también.
estamos perdiendo día a día nuestra propia naturaleza: NOSOTROS, cuando todo lo que nos rodea, (todos los que nos rodean) se vuelve totalmente artificial¡¡¡¡
saludos

Marina dijo...

¿Ya no me quieres?

colibrí dijo...

Excelente texto...pero y si tenemos un amor que es lo menos parecido a un amor enlatado...que hasta a uno mismo le parece raro...es amor verdadero?
Significa que estamos manipulados?
Ufffff, me pondría a preguntar sin parar.....

POr cierto.....Fan...a las gallinas no les salen los huevos por el culo.....eso sí comerlo frito es una delicia.

Besicos para todos...y uno especial para ti

fandestéphane dijo...

Me da lo mismo Coli, si les salen o los ponen, yo lo que quería decir era culo.

Montse dijo...

Que haya huevos prefabricados, manipulados y perfectamente etiquetados no quiere decir que vamos a ser tan tontos como para no saber distinguir esos huevos de los auténticos.
Algo parecido ocurre con estas fiestas de Navidad, las más comercializadas de todas las fiestas, pero el auténtico sentido de la Navidad debe prebalecer a todo eso o de lo contrario dejaremos de ser lo que somos para convertirnos en robots-humanos incapaces de ver por nosotros mismos.

Un besico, Femme!

salvadorpliego dijo...

Bueno, pero creo que no es tan catastrófica la cosa a pesar de todo.
Un placer leerte.
Saludos.

Teresa dijo...

En cualquier caso, conviene saber que los huevos de gallina auténticos y el amor sin enlatar tienen una forma distinta. A ver si un día tropezamos con los de verdad y nos parecen defectuosos.

me quedo con esta última frase, femme. ojala que no sean defectuosos.

besitos de verdad ratoncita.

Teresa dijo...

femme, te he dejado un ragalo en mi blog.

besitos ratoncita

Femme d chocolat dijo...

jajjajajajajjajaja, Nina, qué buenoooooooooooooo, jajajjajajajajjajajajaj


Besazo gigante, resalá! ^_^
***************
Me gusta mucho su humor ácido y su sorna, Pluvisca. Pocas veces me he reído tanto y lo he pasado tan bien como en una ocasión que me fui a pasar el día al parque en plan pic-nic, yo sola, leyendo el "Articuentos". Es una lectura de lo más recomendable.

Y justo ésa es la cosa .., que hay mucho prefabricado que ni se da cuenta.

Besotes
********
Millás suele dar que pensar siempre, Elvira, su mordacidad es realmente estupenda.

Besos de verdad, Cielo
********
Sí que lo es , Odel
************
Jajajaja, Fande, es que no hay mayor placer que comerse , aunque sea un huevo frito, o un corrusco de pan, pero con una persona honesta y que sea de verdad. Hasta el corrusco puede parecer menos duro! ^_^

Besos con sabor a migas de pastor, con uvas ; ¿ mola?

^_^
***********
Jajaja, Manolo, no lo hice a idea, venía comoconsecuencia más bien de la entrada anterior. Pero sí, ahora que lo dices, parece que se me nota un poco de "colmillo retorcido" estos días, jajjaa, será porque veo mucha falsedad alrededor...¿?

Un abrazo

Femme d chocolat dijo...

Dí que sí, Pilar, ahí le has dado, nuestra naturaleza es posiblemente la que en mayor peligro pueda estar si nos cargamos valores tales como el tener una personalidad propia, a este paso el "mundo Feliz" aquel de Huxley va a resultar una realidad palpable y llenita de Epsilones.

Besos
********
¿Que si no te quiero???????????????????? anda ven pa acaá que te muerdo un ojo!

será posible esta mimosaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

MIL BESOS, CARIÑO
********
Yo creo que si es lo menos parecido a un amor enlatado tiene muchas posibilidades de ser veradero. Sobre todo si ves que lo que recibes es parejo a lo que tú das. Creo que eso es lo único que importa. Que sea parejo a todo nivel.

JAJAJAJJAJAAJJAAJAJ, COLI... a mí también me gustan fritos.

Besotes con huevos salidos del envase,(((( NO QUIERO SABER........ JAJJAAJA))))

*********

JAJJAJAJA, EL QUERÍA DECIR : CULO, SÍ

JAJJAJAJA

Femme d chocolat dijo...

Cierto, Montse, lo malo puede ser cuando ya estemos tan manipulados todos que encontremos al otro : normal, jajajjajaa. Esperemos que siempre haya quien se salga de la norma.

Sí, yo creo que en el fondo de todos siempre prevalece o quiere prevalecer el concepto de una navidad amable. Si no, creo, no se subirían al carro de querer "fingirlo", digo yo, vamos...

Besicos con nieve hoy, aquí hace tanto viento que nieva de lao, jajjajajaj
************
Bueno, confiemos en que no, Santiago, en que aún tengamos remedio.

Bienvenido al blog. Eres muy amable^_^

UN SALUDO
**********
Sí que la tienen, Teresa, y a menudo son desconcertantes. Lo que hace falta es que no sean defectuosos.

Ahora mismo voy pa allá.
(((He visto también el cargamento que me has enviado al mail. Aun no he podido descargarlos, pero suenan estupendos. Ahora me piro a clase, pero cuando regrese a medio día , antes de irme a la otra clase , o sinó a la noche intentaré descargar todo, si es que no me congelo aquí en la terracilla del pc. porque no veas el frio patatero que hace... MIL GRACIAS, CARIÑO ;eres un amor.


^_______^


Voy pa allá