domingo, 21 de marzo de 2010

Fiesta en el jardín

imagen: Jean Henri Martin



Fiesta en el jardín
(fragmento)


Y, después de todo, el tiempo era ideal. Si lo hubieran hecho de encargo no habría resultado un día más perfecto para la fiesta en el jardín. Sin viento, cálido, el cielo sin una nube. Como ocurre a veces al principio del verano, una neblina de oro pálido velaba, apenas, el azul. El jardinero estaba en pie desde el alba, segando el prado y barriéndolo, hasta que el césped y los rosetones chatos y oscuros donde habían estado las margaritas parecieron brillar. En cuanto a las rosas, no se podía negar que habían comprendido que las rosas son las únicas flores que impresionan a la gente en una fiesta en el jardín, las únicas flores que a todos interesan. Cientos, sí, literalmente cientos habían abierto en la noche , y las zarzas verdes estaban inclinadas como si los arcángeles las hubieran visitado.

No había concluido el almuerzo cuando vinieron los hombres a levantar la carpa.
-¿Mamá, dónde quieres poner la carpa?
-Mi hija querida, es inútil preguntármelo. He resuelto que este año las niñas se encarguen de todo. Olviden que soy la madre. Trátenme como a un invitado de honor.
Pero Meg no podía vigilar a los hombres. Antes de almorzar se había lavado la cabeza, y estaba sentada tomando café; llevaba un turbante verde, con un oscuro rizo húmedo pegado en cada mejilla. -Tú tendrás que ir, Laura; tú que eres artística.
Allá fue Laura, con su pedazo de pan y mantequilla en la mano. Es tan delicioso encontrar una excusa para comer fuera, y, además, adoraba arreglar cosas; encontraba que podía hacerlas tanto mejor que cualquier otro.
Cuatro hombres en mangas de camisa estaban juntos en un camino del jardín. Llevaban estacas cubiertas con rollos de tela, y grandes cajas de herramientas a la espalda. Eran impresionantes. Laura hubiera querido no tener ese pedazo de pan y mantequilla en la mano, pero ni había donde ponerlo, ni se lo podía tragar entero. Enrojeció y trató de parecer muy seria y hasta un poco corta de vista cuando se acercó a ellos.
-Buenos días -dijo, imitando la voz de su madre.
Pero resultó tan horriblemente afectado que se avergonzó, y tartamudeó como una niñita.
-¡Oh, ustedes vienen...! ¿es por la carpa?
-Así es, señorita -replicó el más alto de todos, un tipo flaco y pecoso, cambiando de lado su caja de herramientas, echando atrás su sombrero de paja y sonriéndole-. Es para eso.
Su sonrisa era tan espontánea, tan amistosa, que Laura se repuso. ¡Qué lindos ojos tenía! ¡Pequeños, pero de un azul tan oscuro! Miró a los demás que también sonreían. Parecían decirle: "¡Ánimo, no te vamos a comer!"
¡Qué obreros tan simpáticos! ¡Y qué hermosa mañana!
Ya los hombres habían cargado las estacas y estaban arreglando el sitio. Sólo el alto quedó atrás. Se inclinó, apretó una varita de alhucema, se llevó el pulgar y el índice a la nariz y aspiró el perfume. Cuando Laura vio el gesto quedó asombrada de que al hombre le gustara una cosa así, le gustara el perfume de la alhucema. ¿Cuántos hombres de los que ella conocía hubieran hecho tal cosa? ¡Oh, qué simpáticos son los obreros! ¿Por qué no podía tener amigos obreros en vez de los muchachos tontos con quienes bailaba y que venían a cenar los domingos? Se entendería mucho mejor con hombres así...
Para probar qué contenta estaba y mostrar al hombre alto qué cómoda se sentía, y cuánto despreciaba las convenciones estúpidas, Laura dio un gran mordisco a su pan y mantequilla, mientras observaba atenta .


Se sentía como una pequeña obrera.

Katherine Mansfield
.

15 comentarios:

Marina dijo...

Vaya, asombroso...me gustaría saber más...

Tq quiero preciosa duquesita de chocolate.

Aquí me quedaré... dijo...

Una preciosidad.
Cuanto tiempo hacía que no oía la palabra alhucema.

Es un palabra maravillosa.

Besos

Anónimo dijo...

Las rosas son las únicas flores que impresionan a la gente en una fiesta en el jardín, las únicas flores que a todos interesan.
a mi tambien me encanta lerte y recrear mi imaginación con los fragmentos que traes al blogs.
Besines .....GALILEA

pluvisca dijo...

Que no se me olvide, la pintura es preciosa.

El relato es cálido, como casi todos los que nos regalas.

Me gusta recrearme en su lectura, me introduzco en la historia y por un rato, vivo en esa época, en ese lugar...

Un abrazo de osaaaaa

Elvira dijo...

¡Fantástico, genial!!! Me he metido de lleno en la escena.

Besos con alhucema

CLsT dijo...

Femme!! Con retraso pero con todo el cariño vengo a darte la ENHORABUENA por ese local, y por lo bien que te esta marchando el negocio!

Hace tiempo que ni nos vemos, ni hablamos, pero aqui estamos :)

Te deseo lo mejor, preciosidad.
Un besazo
CLsT

colibrí dijo...

Mi imaginación ha volado y de repente me he visto en la piel de Laura....jajaja..
Besicos de mantequilla

Teresa dijo...

Ratoncita, te he estado llamando y na de na... va todo bien ?

A.Tapadinhas dijo...

Uma pequena história que demonstra quanto há de estúpido na maior parte das convenções...

...E para demonstrar que estou de acordo contigo, vou dar uma dentada no meu pão com manteiga!

Saludos,
António

Fandestéphane dijo...

Pues yo creo que Laura es tonta.
A cualquier hombre le gusta oler el espliego y casi todos sabemos de las propiedades que tiene como infusión, masaje, loción, inhalación, etc.
Ahora bien, los niñatos que ella conocía serían medio pijos...

Me quedo con el pan con mantequilla que ya es hora de merendar.

Un beso Femmmmmmmmmme

Montse dijo...

Que fiesta tan chula, en el jardín, con tantas rosas... y esos obreros tan masculinos y tiernos al mismo tiempo!!!
Precioso relato y muy primaveral.

Besitos !!

carlos guerrero dijo...

Perfecta simbiosis entre la pintura y el relato. Me encantó el blog, volveré por aquí. ¡Ah!, a título de curiosidad te diré que en la zona de Melilla, pero perteneciendo a Marruecos está la ciudad de Alhucemas, y huelga decir el por qué de su nombre.

Un beso y enhorabuena

Femme d chocolat dijo...

Katherine Mansfield es una escritora que está muy bien, Marineja, seguro que el cuento anda por la red , para descargar.

UN BESICO REGORDO.
********
Es cierto, Aquí, es una palabra que ahora no se escucha tanto, verdad?, no sé porqué.

Un besote
*******

Bueno, a veces la gente no sabe ni lo que tiene que pensar... por eso se apunta a lo que piensan ( o parece que piensan los otros), jajaja. Me alegra verte, Gali

Besos
*********

También a mí me encanta ese cuadro, tan lleno de color y de sol, pluvisca. Me aelgra mucho que te gusten mis fragmentos, trato de que sean lecturas que nos dejen una sonrisa y más aligerada el alma.

Un abrazo de osaaaaa, ole qué bien!
*********

Si?, qué bien, Elvira, a veces cuando son fragmentos me da miedo que pierdan intensidad al parcelarlos, me alegro de que no haya sido así, o no demasiado.

Besos con alhucemas
***

Femme d chocolat dijo...

Epaaaaa, mi amiga guapaaaaaaaaaaaaaaaaaa. Además tengo que pasar a verte y a agradecerte, CLST, ( pero es que de verdad ando sin tiempo ni para rascarme, jaja)

Tú qué tal, qué tal todo?, tus proyectos?
Como ves los míos van viento en popa. Ya te contaré. NO SE CUANDO PERO TE LO CONTARÉ, JAJJAJA , en cuando se me despeje un poco el camino y cositas que tengo amontonadas en este momento.!!!!!
No creas que me olvido de tí, ni de tu cariño y generosidad, ni de tu Promethea, que ... habrá sido """""casualidad""""", o más bien causalidad, pero la verdad es que el panorama se me ha dado la vuelta por completo ^___________^


Un beso ENORRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRME, preciosidad, tú.

**********

Ah, pues que bien, Coli, muchas fantasias y buenos raticos es lo que te hace falta para volver a estar ajustada y en órbita otra vez,ya verás

Un besote con mantequilla y azúcar por encima, jajja por dios qué rico! ^_^
*********

Jjajajajja, Teresa, no me extraña que no me encuentres, ES QUE NO ESTOY; ando contrareloj, preparando encargos y los ajustes NUEVOS (secciones) para la web , y si estoy trabajando en la cocina, con las batidoras y tal no oigo el teléfono. Aparte no estoy apenas por casa,( ando de papeleos y mirando muebles y tal) y quedando con muchas gentes que se están ofreciendo a hacer circular mi propaganda en diversos sitios, y claro... es gente con la que me apetece quedar , y quedar bien... llevándoles algo y tal... pero es que además cuando estoy ( a eso de las 22:00) a menudo descuelgo el teléfono porque ceno y me acuesto inmediatamente, agotada, me suelo levantar a las 7, a veces antes, para que me cundan las horas de luz, para eso de las fotos y tal... En fin, que durante un par de semanas andaré missing. Pero en cuanto pueda yo te llamo, ratonci, y hablamos.

TE MANDÉ UN CORREO, TE LLEGÓ? (desde el g mail)

En fin, todo bien,unos patines necesito ponerme, jaja, pero bien!

MIL BESOS , CUCHI CUCHI, JAJAJAJAJA

^_^
***********

Femme d chocolat dijo...

Dí que sí, Tapadinhas. K Mansfield suele ser bastante crítica en sus escritos, aunque con una envoltura aparentemente "blanda" ^_^

Eso , eso, el pan con mantequilla que no se pierda, que es de las cosas más ricas que hay. Sólo superado por su versión "salada" de pan tostado con aceite y ajo ^_____^ ; mi favorito!!!!!!!

Saludos y un abrazo, Antonio

**************

Jajaja, fande, esta semana te leo en oposición general, jajajja, bueno, son etapas que se pasan.

Laura tonta? No lo creo. Creo que ... o leíste demasiado aprisa, o se te pasó algún matiz.

Un besote igual ^_^
********

Jajaja, si es que ... ya no se festeja como antes, Montse!, jajjajaja

Has visto que obreros? Unos de esos me hacen falta a mí , para estos días?

Haylos?

Besos con olor a florecillas del campo
************

Gracias, Carlos!, intento cuidar ese detalle; supongo que no siempre lo consigo,claro, pero lo intento.
Me alegra que te haya gustado el blog, eres muy amable.

Es cierto!, lo había olvidado. Tiene que ser impresionante ver una población que se caracterice por su flora, verdad? yo creo que ahora ya no pasa tanto, hay más mezcla... Bueno, no sé, por levante , quizás.
Yo recuerdo de cría que Benidorm era todo un vergel de Dondiego de noche, fueras por donde fueras había unas matas impresionantes. No sé cómo estará ahora.

Gracias, y otro beso ^_^