martes, 14 de abril de 2009

Metafísica de los tubos

Imagen: Norman Rockwell



Metafísica de los tubos
(fragmento)



Dos años y medio. Gritos, rabia, odio. El mundo resulta inaccesible para las manos y voz de Dios. A su alrededor, los barrotes de la cama-jaula. Dios permanece encerrado. Le gustaría hacer daño, pero no puede. Se ensaña con la sábana y la manta, que martiriza a patadas.
Encima de él , el techo y sus grietas, que conoce como la palma de su mano. Son sus únicos interlocutores , así pues es a ellos a quienes grita su desprecio. Aparentemente el techo no se da por aludido. Dios se siente contrariado.
De repente , el campo visual es invadido por un rostro desconocido e inidentificable. ¿Qué es? Es un humano adulto, del mismo sexo que la madre, parece. Pasada la sorpresa inicial ,Dios manifiesta su disgusto con una larga pataleta.
El rostro sonríe. Dios conoce el paño: intentan engatusarlo. No cuela. Enseña los dientes. El rostro deja caer las palabras con su boca. Dios boxea contra las palabra al vuelo. Sus puños cerrados vapulean los sonidos y los deja KO.
Dios sabe que , a continuación, el rostro intentará tenderle la mano. Está acostumbrado: los adultos siempre acercan los dedos a su cara. Decide que morderá el índice de la desconocida. Se prepara.
En efecto, una mano aparece en su campo visual, pero- ¡sorpresa!- sujeta entre los dedos un bastoncito blanquecino. Dios nunca ha visto nada parecido y se olvida de gritar.


-Es chocolate blanco de Bélgica- le dice la abuela a la criatura al tiempo que lo destapa.

De esas palabras, Dios sólo entiende "Blanco": le suena , la ha visto en los envases de leche y las paredes. Los otros vocablos son oscuros: "chocolate" y sobre todo "Bélgica". A estas alturas , el bastoncito está cerca de su boca.

-Es para comer- dice la voz

Comer: Dios sabe lo que eso significa... Ese bastoncito blanquecino desprende un olor que Dios desconoce. Huele mejor que el jabón y la pomada. Dios tiene miedo y deseo a la vez . Hace muecas de asco y saliva de apetito.En un arranque de valor , atrapa la novedad con los dientes, la mastica aunque no es necesario, se derrite sobre la lengua, enmoqueta el paladar, le llena la boca , y se produce el milagro.

La voluptuosidad se le sube a la cabeza le hace jirones el cerebro y hace resonar una voz que nunca había oído:

- ¡Soy yo! ¡Yo soy la que vive! ¡Yo soy la que habla! No soy "él" ni "éste", ¡soy yo! Ya no tendrás que decir "él" para hablar de ti, tendrás que decir "yo". Y soy tu mejor amigo: el placer es mío.

Fue entonces cuando nací a la edad de dos años y medio, en febrero de 1970, en las montañas de Kansai y en el pueblo de Shukugawa, ante la mirada de mi abuela paterna, por obra y gracia del chocolate blanco.





Amélie Nothomb

13 comentarios:

Manolo dijo...

Qué dulzura de nacimiento. Por qué tanto al venir cómo al irnos no lo confitarán un poquito.
Estas abuelas, siempre proporcionando dulces placeres.
Algún abuelo también, eh!
Besos

Anónimo dijo...

Siento el placer de tomar esa calentita taza de chocolate,en una lujosa chocolatería acompañada de los mios,es que el chocolate ,endulza la vida

Aire dijo...

tanto te extraño c2...
tanto.

(K)

Elvira dijo...

Hay abuelitas muy dulces, que reconfortan al niño. Yo todavía recuerdo los bizcochos y meriendas de mi abuela malagueña, aunque la veía muy poco por la distancia (ella vivía en Madrid y nosotros en Barcelona).

¡Vivan las abuelas cariñosas y viva el chocolate! (blanco o negro)

Besos, femme!!

femme d chocolat dijo...

Sí, Manolo, es verdad. Bueno, en mi caso qien "endulzaba" era mi abuelo ( poobrecillo, además diabético) pero su recuerdo siempre irá para mí asociado a las rosquillas. Cada vez que yo venía a verlos ( de Madrid a Zaragoza) lo primero que hacía era llevarme a ver un sofá sobre el que había dejado diversos paquetes intactos, con rosquillas de todo tipo recién compradas. Y me decía "Mira Chiquilín, todavía están calientes, las acabo de traer" ^________^ ES UN RECUERDO IMBORRABLE PARA MÍ


un besote, Manolo, gracias por venir

************

Ah, pues qué buena alegría me das diciéndlo, anónimo! Espero que vengas muchas veces más y que en todas te sientas igual de a gusto.

¿Otra ronda? ^_^

UN ABRAZO.
**********

Hola, Ale, ¿cómo vas? Parece que no nos ponemos de acuerdo, como si jugáramos al ratón y al gato, jajajja


UN BESOTÓN. Yo también extraño aquellas risas, so marsopo! ^__^

faladomi dijo...

Dice Amélie Nothomb, algo así como : no se puede decir que no mirara, pero no se sabía bien dónde tenía las pupilas...
(mi memoria no es muy fiable)
Una descripción interesante aplicable a muchos, entre ellos los niños autistas.

un beso

femme d chocolat dijo...

Amelie Nothomb está bien, es rara escribiendo... pero tiene algo. Es capaz de hacer unos giros imprevistos. Y la verdad que ese libro en concreto... no se, tiene algo que te deja dando vueltas

Un besote, faladomi

femme d chocolat dijo...

Aps, Elvira, perdona, debía de estar yo respondiendo por un lado y tú por el otro, y se cruzaron las 2 entradas, no te ví.

S´ñi, es verdad que hay abuelas muy dulces (en todos los sentidos), en mi caso fue más mi abuelo que mi abuela (maternos) En cambio le debo a mi abuela también el dejar de llorar a la hora de comer, en mi caso no fue por el paso de los potitoss al chocolate, sino por el paso de los potitos a las judias verdes! , JAJAJA, sí, como lo oyes!!!!, Y ¿ TE PUEDES CREER QUE TODAVÍA RECUERDO EL SABOR Y AMI ABUELA APLASTANDO CON UN TENEDOR LA PATATA Y LAS JUDÍAS Y DANDOMELA A PROBAR?

Hay quien dice que una no tiene memoria desde tan atr´´as, pues yo te digo que sí, TENGO RECUEDOS vivísimos de hasta cuando tenía yo l año. Imagínate!

Un besote , cielo, gracias por avisar!!!!

Elvira dijo...

Jajaja! Es que nos tienes tan bien acostumbrados, con tus respuestas personalizadas y tan cariñosas, que eché de menos mi "ración".

¡Menuda memoria tienes, femme! Yo no recuerdo tan atrás, pero sí que tengo una memoria relacionada con los sentidos muy fuerte. Vamos, que quizás nunca me aprendí bien todos los reyes godos, pero en cambio recuerdo muy bien cómo olía tal cosa, cómo sabía tal paella, las melodías, y el tono de color exacto de una cosa. Se me quedan imágenes detalladas muy grabadas.

Muchos besos!!!

femme d chocolat dijo...

Ah, jajaja, ¡ me ha encantao que "reclamaras" !, eres un sol!!!

Pues la verdad que ahora que lo dices , mi memoria es también de ese tipo ( sobre todo la que viene de tan atrás) tiene que ver con los sentidos, son sensaciones y sabores, olores lo que recuerdo, quizás soy muy sensual en ese sentido y mis formas de recordar viene dada siempre por sentidos que enlazar a momentos concreos, no se me había ocurrido pensarlo, ¡pero sí!


UN BESO GIGAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAANTE, CIELO

jorge dijo...

Fantastica manera de nacer.

Y descubrir que soy yo por la llegada del placer.

Del cuadro no te digo mas que Rockwell es uno de mis imprescindibles y que en mi casa (no en las paredes) tengo más de cincuenta.

Femme d chocolat dijo...

Exacto, nacer al placer, y tomar uno/a conciencia de SI. ¡Qué mejor!

Sí también es imprescindible para mí. Es casi casi como de la familia.

Elvira dijo...

Hole Femme: Acabo de leer una entrevista muy interesante a esta escritora, te dejo el enlace. Besos

http://www.elpais.com/articulo/portada/Amelie/Nothomb/elpepusoceps/20090301elpepspor_6/Tes